JUEGO DE MESA

Revisando las fotografías que con el móvil hicieron esa Nochevieja, ella y su amiga reían.

El alcohol que habían ingerido hizo a las mujeres olvidar sus penas. Viendo como a su vez sus parejas consumían.
Todo fue bien hasta que se quedaron solos.
Entonces cuando aquel marido al que tenía que obedecer le pidió jugar en la mesa, ella aceptó, regresando con la caja de los “Juegos Reunidos”
Jamás creyó que aquella broma le costaría otra gran paliza.

Pero esta vez había ganado ella, con aquella botella que encontró a mano en una de las caídas, le hizo jaque mate.

Adelina GN

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2019/01/01/escribir-jugando-enero

20181209_124532

 

Anuncios

TODA UNA VIDA

Todo había cambiado, menos su amor por él. Era cierto que todo parecía estar como el día en el que se marchó. Toda una vida había pasado, lo dejó por algo mejor, decían que la ciudad no era el pueblo. Esta le ofreció a Irene lo que el joven encargado del observatorio, no le hubiese podido dar nunca. Pero ahora todo había cambiado, todo menos aquel reflejo en su taza de café. La luna y las estrellas, un hermoso firmamento que le recordaba a su amor. Cogió entonces la linterna y salió en busca del hombre que nunca debió dejar.

Adelina GN

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2018/12/01/escribir-jugando-diciembre/