EL CUADRO

La noticia había saltado a las primeras páginas de los periódicos, las televisiones se hacían eco de la extraña noticia. En todas las cadenas de radio no se hablaba de otra cosa.
Como experto en arte esa mañana había quedado con mi amigo para visitar el museo. Haríamos las investigaciones oportunas para darle una pronta solución al caso. Las personas estaban asustadas, las desapariciones iban en aumento y era demasiada casualidad que fuese siempre después de una visita cultural.
De ese dato nos habíamos percatado Toni y yo, después de muchas indagaciones. Sobre todo… No podíamos profundizar, cada palabra nuestra podría usarse en nuestra contra. El gobierno nos tenía controlados, a él sobre todo un ufólogo con tanta documentación que acreditaba que existían, no debía hablar a sus anchas y descubrir ciertos datos de su secreto mejor guardado.
Su voz parecía preocupada, y él no era así, me había llamado desde la sala del museo, me pidió que llevase mi mejor máquina fotográfica. Casi ni lo escuchaba, mientras me decía la ropa que llevaba. No correspondió a mi broma, cuando al decirme que llevaba una camisa a cuadros, yo le contesté que para eso iba a un museo.
Ahora el preocupado era yo, cabizbajo le devolví la llamada, cualquier pretexto serviría para tranquilizarme si escuchaba su voz. Pero no fue así, un total de tres llamadas perdidas quedaron registradas, una de ellas hasta con un corto mensaje de voz…
“Colega, voy a buscarte amigo”
Con mi ciclomotor me ponía en peligro atajando a gran velocidad por las callejuelas, intenté llegar lo antes posible, pero fue imposible, no encontré a Toni, mi amigo no aparecía.
Paseé por el museo, subí y bajé reiteradas veces sus escaleras, recorrí aquellas diáfanas salas y en una de mis ojeadas a las salas del recinto, lo vi. Un teléfono móvil asomaba en una esquina de aquel poyete con catálogos de las obras expuestas.
La esperanza es lo último que se pierde, o eso es lo que dice el refrán, pero al verlo parpadear comprendí que mi última llamada, de ser el aparato de mi amigo, no la había escuchado. Y así por desgracia era, pero no fue lo único que me lo hacía pensar, un gran cuadro recreando una abducción de varias personas que me dejó con la boca abierta.
Por momentos mis ojos se humedecieron viendo de los primeros a aquel que llevaba una camisa a cuadros. Ahora comprendía el porqué de su voz triste, él sabía dónde iba, me espero en su punto de partida. Mientras me pedía que inmortalizarse el momento dejando de oír mi advertencia.
Y que no sé cómo, pero se escuchaba de nuevo…
“Colega, voy a buscarte amigo”

Adelina GN

Anuncios

DÓNDE ESTÁS

Es injusta, inaceptable, esta cruel enfermedad que se apodera de tus seres queridos. Los maltrata escondiendo aquello que fueron, los aparta de todo aquello que quisieron. Moral y físicamente los destroza, los humilla inmerecidamente, no son dueños de sus actos.
Y una se pregunta, qué dónde están. Ya no son quienes eran, no los reconoces, en el mejor de los casos, si lo hay, ríes. Pero el llanto y la frustración son la forma más cotidiana de vida.
Es lícito que les perdones sus actos, no son ellos, pero la rabia de no hallarlos cuando les hablas o simplemente cuando los ves con la mirada perdida llamándote como a su madre.
Rompe dentro de ti cualquier momento de paz y tranquilidad que destroza tu estabilidad. No están aquí, ni allí, son la conversión de sí mismos a su niñez. Adultos olvidados por su mente, que no saben comer, ni saben cuándo ni dónde aliviar sus necesidades.
En una palabra, o en varias, da igual, como lo plantees, son seres humanos que se trasforman en otros y se olvidan de vivir, a pesar de que su corazón late con fuerza y quieren, aunque no lo sepan decir. Y sufren y sufres, siendo más injusto para ellos que para ti, por el momento.
Es la enajenación mental que te atrapa, que te esconde en ella, no dejándote ver, es la apisonadora de la vida, llamada Alzheimer.
“Escrito desde la impotencia y la desesperación”
Adelina GN

MORIRÁN CONMIGO

Siempre conmigo a todas partes, eramos inseparables, no sé que hubiese ocurrido de no ser por ellos.

Pero sabía de otros que los perdieron, y ahora lamentaban aquel maltrato al que los habían sometido.
Esa noche y después de aquella espantosa tormenta, el bosque permanecía en tinieblas, el frío se hacía insoportable.
La lluvia caída nos empapó, el barro y las piedras al arrastrarnos por ellos nos herían.
Aquel inferal camino no había duda de que conseguiría que murieran conmigo.
Toda mi vida fueron mi apoyo, siempre intenté cuidarlos, que no sufriesen, mimarlos y que no tuviesen dolor alguno. Ya que su bienestar era el mío.
Pero ahora era inevitable, los rasguños producidos por aquellos cortes en la piel nos escocían, nos hacían sangrar, textualmente sus rozaduras eran alarmantes.
Al verlos de aquella manera tan extremadamente dañada, me paré y quise remediar su dolor que también era el mío.
Les di una orden, la de descansar, el maltrecho camino nos había perjudicado tanto que no lograríamos cruzar por aquel terrible paraje de arboleda y matorrales, sin hacernos nuevamente daño.
Y así fue cuando me levanté, al primer paso que dimos una zarza se enredó en uno de ellos.
Volvía a llover, sin duda era una de las peores acampadas que había hecho, un terreno encharcado me obligó a abandonar el campamento y tomar aquel camino para la vuelta a casa.
Cruzar el bosque embarrado no me resultó fácil, tampoco para ellos lo fue.
Me habían soportado durante toda la vida, y ahora los estaba destrozando por culpa de aquella decisión de querer acampar en pleno bosque y salir de él en plena noche y por aquel atajó.

No había duda siempre se ha dicho que los pies es la parte más sufrida del cuerpo humano.
Bajé la cabeza, los miré y les dije: No os preocupéis pronto estaremos en casa.

©Adelina GN

https://elpoderdelasletras.com

LA FUERZA DE LA ILUSIÓN

-Está bien, lo haré lo mejor que pueda, le decía a sus jefes.
Su trabajo era arriesgado pero no más que los que ya en aquel lugar excavaban. Aquel hombre llegaba con la intención de orar por el ser sin culpa que la tierra gestaba ya por varios días.
Al llegar todo era seriedad y mucha incertidumbre alrededor del lugar por donde lo sacarían. Después de unas horas la felicidad era plena.
Se acercó y escuchó hablar a aquellos verdaderos héroes…
-Todo salió bien
-Se encontraba en posición fetal
Los servicios médicos lo atendían allí mismo, diciendo todos a una que aquello había sido un milagro.
Un hecho del que Ángel no dudaba que así había sido.
Al final su trabajo había salido bien, el de él en la distancia y el de todas aquellas personas que arriesgaron su vida para salvarlo.
La tierra lo engulló y los hombres la ayudaron a que lo pariera de nuevo.

Adelina GN. Vector sketch of angel wings

https://elpoderdelasletras.com/p=30197&preview=true

LIBRO SOLIDARIO Universo de Esperanza “Lucha por la Vida”

Como todos los escritores que han colaborado en el libro solidario esta es mi participación. Un relato basado en las enfermedades raras en los niños. Y lo centré en la figura de mi hermano. Qué cómo dice su título fue o no fue una enfermedad rara. Espero que si adquieres la obra te gusten todos incluido el mío. Y por favor comparte el grupo, es primordial divulgar Universo de Esperanza “Lucha por la Vida”
Gracias

Adelina GN

https://m.facebook.com/groups/331863777590008

45702483_1754870281302231_1065910221718683648_ocb329fce-b7be-4971-9fc6-864e65e15230

LIBRO SOLIDARIO en Amazon

El poder de las letras http://elpoderdelasletras.com/

Universo de esperanza-Lucha por la vida

La fundación ALIBER es como la casa madre de una gran colmena donde muchas asociaciones se aúnan para intentar conseguir fondos en post de una investigación que permita acabar con esas enfermedades raras de las que mueren cada día,tantas personas, en especial los niños. Comenzamos a escribir este pequeño no por tamaño, si no por colaboración, en esta gran lucha. Comenzamos escritores que formamos parte del equipo en concreto de la página web “El poder de las letras” al que se nos han ido uniendo un número increíble de buenos escritores. Nuestro deseo es que cada uno de estos ejemplares ayude a poder continuar investigando esa cura que a veces esta ahí tan cerca, pero apenas medios para conseguirla.Delante de cada texto se mostrará una pequeña biografía del autor.

Biografía del autor
Autores que han dejado aquí plasmadas sus letras con el único fin de provocar una sonrisa, dejar un donativo a través de aquello que nos apasiona hacer, escribir. La causa de nuestro libro son las enfermedades raras, aunque como habrán comprobado no todos los textos hablen sobre ellas.