TODA UNA VIDA

Todo había cambiado, menos su amor por él. Era cierto que todo parecía estar como el día en el que se marchó. Toda una vida había pasado, lo dejó por algo mejor, decían que la ciudad no era el pueblo. Esta le ofreció a Irene lo que el joven encargado del observatorio, no le hubiese podido dar nunca. Pero ahora todo había cambiado, todo menos aquel reflejo en su taza de café. La luna y las estrellas, un hermoso firmamento que le recordaba a su amor. Cogió entonces la linterna y salió en busca del hombre que nunca debió dejar.

Adelina GN

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2018/12/01/escribir-jugando-diciembre/

Anuncios

7 comentarios en “TODA UNA VIDA

  1. ¡Oh, qué bonito! Me recuerda eso que se suele decir que “solo se vive una vez” y que más vale arriesgar que no arrepentirse. Pero ¿quién sabe? Esas elecciones que no tomamos a veces se quedan ahí en el inconsciente como espinitas.
    Muy bonito, Adelina. Gracias por participar de nuevo en el reto.
    Un gran abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s