Y el Optimvs mensi es para…

Felicidades Luna

El Blog de Lídia

banner reto

Ayer os hacía eco de todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de agosto. Y ha sido realmente difícil escoger, pues cada una tiene algo que la hace especial. De hecho, he estado dudando entre tres (dos micros y una poesía) hasta el último momento… Como solo podía escoger una, quiero hacer dos menciones especiales para las creaciones que se quedaron a las puertas:

  1. Para el micro “En los Andes” de Julie Sopetrán. Los que conocéis a Julie sabréis que es una poetisa envidiable, pero participó en el reto con un micro que, como me dijo, había sido el primero que hacía y lo hizo realmente bien.
  2. Para el micro “I want to believe… and you?” por Whatgoarond. Nuestro compañero “musiquero” mezcló a la perfección dos mitologías antiguas con la ciencia ficción para crear un micro muy original y que me encantó.

Ver la entrada original 237 palabras más

EJ: Creaciones participantes

FRANADEL Auto Promoción Literatura

Web: adelinagn.simplesite.com

La Historia

La idea nació a partir de una ilusión, ocurre a menudo, sueñas, despiertas y ahí está. La esperanza de una pareja en andar hacia delante, en que nadie les cuente nada, quieren descubrir y lo están haciendo juntos. Y así queremos seguir amigos ¿Queréis uniros a nuestro sueño? Os esperamos aquí, gracias por acompañarnos.

Francisco y Adelina

NO ERA UN JUEGO/Reto Literario/Escribir Jugando

https://lidiacastronavas.wordpress.com/escribir-jugando/

Desde arriba contemplaba a la perfección un panorama maravilloso, había llegado allí utilizando el puente colgante y no con la intención de deleitarse. Su propósito no era jugar, acercándose demasiado a la barandilla se ponía en peligro. Era lo que quería, inestable emocionalmente e insegura, quiso terminar perdiendo y dio un paso al frente en aquel suelo que se movía al igual que una balanza, metió la mano en el bolsillo, encontrando su dado de la suerte.
Miró expectante al vacío, no era un juego, por lo que cerró fuerte su puño y lo devolvió al interior de su gabán.

Adelina GN